• !!!La historia es larga, la vida es corta!!!
    Daily Santana
    De: Cuba
  • Me niego a depender de esta rutina
    AYMEE
    De: Honduras
  • "No gana el que se va si no el que olvida..."
    Catalina
    De: COLOMBIA

Ricardo Arjona: “En gira los músicos se llevan las chicas”

  • Comentarios
  • 04 Feb 2012 19:02:30

Ricardo Arjona en entrevista para Univisión Música revela secretos cuando se encuentra de gira.

¿Cuál es el concepto de esta gira Metamorfosis?

La gira tiene que ver mucho más con el teatro que con un concierto, estamos generando muchas cosas que tienen que ver con eso, porque cambiamos como cuatro o cinco veces la escenografía. Al principio es muy difícil, y yo pensaba que no iba a funcionar, pero está funcionando y muy bien, y en el momento en que empieza a funcionar bien nos sentimos más cómodos. Para la gente va a ser algo inédito. Esta es, sin lugar a dudas, la puesta en escena más importante de mi carrera.

¿Cómo logras mantener esa intimidad con tus fans, cuando estás en un concierto frente a miles de ellos?

Eso es lo más complicado. Se logra con el tiempo. Uno quisiera tenerlo en el primer concierto, pero es muy difícil. Estoy siendo el peor promotor para los conciertos que vienen ahorita, pero no, ya está caminando. Poco a poco uno va encontrando los rincones y los truquitos.

¿Cuál es la mejor fiesta, después de un concierto, que recuerdes?

No te la puedo contar (risas). Hay muchas fiestas, pero la verdad es que los que más se divierten son los músicos. Yo he sorprendido músicos que mientras yo me estoy desviviendo cantando una canción, el tipo está diciéndole a una: “pásame el teléfono”, están ligando y todo el asunto. Cuando los músicos arman sus fiestas me invitan siempre, pero regularmente yo les arruino la fiesta cuando voy porque ellos se preocupan por mí y entonces cuando arranca el asunto de que las fotitos y esto y lo otro, yo arruino el asunto. Regularmente no voy, a menos que sea una fiesta en la que conocemos a toda la gente y estemos cómodos todos. Pero cuando ellos invitan gente que es nueva, mujeres que van a los conciertos, llego yo y la cosa se pone complicada. Pero hemos tenido fiestas increíbles en Colombia, en Buenos Aires. ¿Si me creyeron que no soy muy fiestero en la gira? (risas)

¿Fuera de la ropa interior, cuál es el objeto más extraño que te han arrojado al escenario?

Recuerdo una anécdota con un muy buen amigo mío saxofonista cubano, Fernando. En Perú me lanzaron un reloj bien bonito, y justo cuando lo lanzaron fue hacia el lado contrario de donde yo estaba caminando. Yo comencé a observar a este músico y todas las peripecias que empezó a hacer para quedarse con el reloj, y yo lo disfruté mucho porque el tipo empezó a empujarlo con el pie para su lado. Así lo fue llevando poco a poco a su lugar, pero justo cuando ya lo tenía ahí le tocó moverse para hacer un solo, y yo fui corriendo a agarrar el reloj y me lo guardé. Yo me reía muchísimo porque el tipo se pasó buscando el reloj por todos lados todo el concierto. Al día siguiente en el avión le di el reloj, le dije: “¿lo andabas buscando?”, y él me dijo, “no, para nada” (risas).

Alguna canción que hayas escrito estando de gira.

El 80 por ciento de mis canciones las escribo mientras estoy de gira.

¿Has tenido algún amor que haya nacido en una gira?

Es un tema muy interesante. La cantidad de expectativas que uno genera parado en un escenario hacen que casi siempre sea un pésimo negocio llevarlo a la vida real, porque las expectativas son muy grandes. Por ejemplo, te gusta mucho la mujer que está en la tercera fila, y usas el típico recurso que le dices a alguien de tu equipo que le pida su número o algo. Entonces si alguna vez pasa esa historia, esta niña lleva tal grado de expectativa después del show, que espera que cuando te sientes con ella le hables como en las canciones, y uno pues es una persona normal, y la tipa se decepciona, porque ella quiere que uno sea de cierta manera, y lo único que uno quiere es aterrizar. Eso en cuanto a esas expectativas, si vamos a otras expectativas te vas a quedar corto (risas). Así que lo mejor es quedarte tranquilito. Y aquí otra vez, los que más se divierten son los músicos.

Algo que no pueda faltar en tu camerino.

Yo he tenido un par de líos con eso del catering, que después ha salido a todos los medios de comunicación porque lo tachan a uno de muy exigente, de que estás pidiendo no sé qué cantidad de barbaridades. Yo generalmente no pido nada, necesito agua, toallas, frutas, todo lo demás seguramente lo piden éstos (el staff) para comer ahí. Piden ron piden whisky, yo jamás me tomaría un trago de whisky. Los músicos son los que terminan tomándose todo.

¿Ni un buen vino te tomas?

No antes. Después del concierto puede pasar cualquier cosa, pero yo quiero tener los cinco sentidos perfectos cuando salgo ahí porque el show es un alucinógeno, es un viaje, entonces si le metes otro viaje, por muy pequeño que sea, pues no. Yo no me puedo tomar ni dos cervezas antes del show, después del show sí, pero antes estoy completamente limpio, y me gusta estar así porque el show es un impacto fuerte de emociones que te manda para otro lado siempre, entonces quiero estar lo más claro que sea posible.

¿Qué canción disfrutas más cantar en vivo?

Es difícil, muy difícil. Sin daños a terceros es una canción muy suelta, es una canción que suelta un montón de disparos emocionales de allá y de aquí para allá, es una canción fuerte. Pero hay muchas canciones.





Deja un comentario utilizando tu perfil de Facebook

  • Suscríbete

    Suscríbete al Blog
    Recibirás un correo con todas las anotaciones
    escritas en Arjoneando.com durante el día.
  • Arjoneando.com en:



  • Publicaciones recientes

  • Etiquetas

  • Colabora con Arjoneando.com haciendo un Donativo

  • Desarrollado por Apkana